Samael (nathan_zukerman) wrote,
Samael
nathan_zukerman

Corta Tienda de trabajo en escribir creativo.

Las dos entradas anteriores son un poco obscuras para el que no supiera lo que el protagonista (¿yo?) iba a hacer en estos días. Hay veces que doy demasiados detalles, pero si estos días hubiera explicado las circunstancias, no hubiera podido escribir lo principal.

Si lo hubiera hecho a propósito seria una técnica muy usada tanto en literatura como en cine o cualquier forma de contar una historia. Como ha sido por necesidad dada la falta de tiempo, el resultado es accidental. Hay accidentes que producen efectos imprevistos, tanto buenos como malos. En este caso, el resultado es dudoso. Desde luego no me enseña una técnica nueva, y si lo hubiera hecho a propósito no hubiera dicho lo del hotel de Lleida como comienzo.

Si se usa el empezar a contar una historia por en medio, en lugar de la forma más tradicional que seria empezar cronológicamente, hay que entrar en la acción directamente. Se hace eso, y luego se deja la primera escena concluida, o casi concluida, para volver atrás y contar lo que sea que necesitemos contar para situarnos en dicha escena.

Así que si hubiera querido escribir un cuento corto, hubiera empezado en el momento en el que el narrador sube por el tercer carril de la autopista adelantando a todos los coches.

La autopista solo tiene 2 carriles normalmente. En ese tramo hay tres, porque se sube una empinada cuesta. Camiones, autocares y otros vehículos de poca potencia discurren por el primer carril. En el segundo están casi todos los otros coches, con potencia para ir mas rápido que las otras cafeteras, pero no la suficiente como para irse adelantando mutuamente, como seria el caso si esos mismos tres carriles estuvieran en llano.

Así que es gracias a la cuesta por lo que el carril más rápido esta tan despejado: Falta de potencia.

Falta de potencia en los otros coches. El protagonista –al que llamaremos Alex por simplificar- conduce un deportivo de más de 200 caballos. Así que va adelantando a todos, excepto a un par de BMW’s y otros coches de mucha potencia, que pueden subir una cuesta casi tan rápido como él.

Esa es la escena inicial, un deportivo a una velocidad ilegal por un amplio margen, adelantando a todos los otros coches en una autopista congestionada. Además de ir rápido, hay curvas, está subiendo una montaña. Velocidad, curvas, carretera congestionada. Ya vamos definiendo la acción.

En esta escena inicial podemos centrarnos en la acción, o podemos empezar a describir el ánimo del protagonista. Se puede tender una línea paralela que compare su forma de conducir con lo que le pasa por la mente. Eso lo hacemos si nuestro estilo de escritura se centra mucho en el aspecto psicológico de los personajes.

Si nuestra forma de narrar se centra en la acción, y dejamos que sea esta la que cuenta la historia, no tendemos paralelas, ni comparaciones mentales. Nos centramos en la accion, y luego ya volveremos atrás.

Yo optaria por el primer tipo de escritura.

El que opte por el 2º, tiene que describir con mas detalle el pasar curvas y un par de adelantamientos. Si no, corremos el riesgo de que esa primera escena se quede en dos o tres lineas. La idea era meter al lector en medio de la accion. Con tres lineas no tenemos accion suficiente.

En cualquiera de los dos casos Alex esta adelantando a la vez a un camion de gran tonelaje y a un coche familiar de tamaño medio, a 180 Km/h y en una curva suave (pero a 180 una curva suave no es tan suave).

Es entonces cuando le revienta un neumatico.

Ahora estamos en la accion. El lector va por la 2ª o 3ª pagina y està metido dentro de la escena. El neumatico le acaba de reventar llendo a 180 y adelantando a multiples coches.

Es el momento de dejar esa escena, y contar lo que no hemos contado al principio.

El lector se acuerda de tu padre, pero ya esta pillado. Si lo que vamos a contar es aburrido, la probabilidad de que abandone la lectura es mucho menor que si hubieramos empezado por ahí. Tiene que seguir leyendo al menos hasta ver que narices pasa con el coche y el reventón.

Y aqui termina la parte teorica.

Sigo sin explicar el contexto que aporta luz sobre los dos post anteriores; pero nos hemos encontrado con el protagonista -lo sera de verdad si se mata en la primera escena? en una situacion peliaguda.

Este capìtulo sirve a un propòsito. Un navegante de la www que lea esto por casualidad se da cuenta de que un dia pròximo tendrà un contexto para entender los otros dos posts. No he contado nada en ninguna historia, pero se ve que -al menos- no es un blog lleno de oscuras entradas que no llegana ningun sitio.

Y aquì, ahora de verdad, termina la parte teòrica. Sòlo un par de cosas mas, que no tienen nada que ver, ni entre si, ni con el resto de esta entrada

A) No tengo acentos en el teclado, asì que aunque lo intento apañar como sea, hay muchas palabras que deberian llevar tilde y no la llevan. Eso me jode...

B) El titulo de esta entrada es una broma muy personal mia. Tiene que ver con la entrada anterior y lo dificil que es a veces traducir una expresion en otro idioma. Incluso bien traducida, una expresion puede perder gran parte de su significado, o necesitar una traduccion distinta en un contexto distinto.

El titulo es una caricatura de eso. Es una traduccion mal traducida.

"Last but not least" no suele referirse a una persona, se suele usar al enumerar una serie de razones para algo, y se dice cuando llegamos a la ultima. Asi que la mayor parte de las veces habria que traducirla por: "Y por ultimo, pero no por ello menos importante."

Es lo que tiene el indefinido en Ingles.

No poder poner la tilde en "Ingles" le da un nuevo significado a la frase.

Y, por ultimo, el titulo quiere decir claramente...

Ya hablaremos de eso.
Tags: alex, literatura, nathan
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 0 comments