Samael (nathan_zukerman) wrote,
Samael
nathan_zukerman

  • Location:
  • Mood:
  • Music:

Perder dinero acertando en el análisis

Que es mucho más fácil ser un buen analista que usar eso para ganar dinero en el mercado es un hecho doloroso. Que el mercado te da una lección tras otra de humildad es otro hecho. Y que te hace sentir estúpido muchas veces, también. Sobretodo cuando ocurre eso justo, que uno consigue perder teniendo un análisis perfecto.

Ayer escribí un comentario de mercado que daba un par de opciones, pero que dejaba una estrategia clara para jugar hoy (ayer, que ya son las 3:00).

Esta mañana todo empezó como la opción mejor. Tras media hora de negociación, la pauta parecía clara, estabamos en la opción bajista. Tras un poco de análisis fui abriendo posiciones durante una hora o así. Terminé corto por 3 contratos. Puse 3 stop loss y tres ordenes de compra en distintas posiciones, de más conservadoras a más arriesgadas, según los distintos objetivos de caída que me daba la pauta.

Y me eché a dormir. Había dormido menos de 5 horas y estaba molido.

Dos horas y media después me desperté. Los stops habían aguantado, y el mercado había llegado a los dos objetivos más conservadores donde había puesto ordenes de compra. La segunda orden se había ejecutado casi en el mínimo de esa subonda. Un objetivo perfecto, comprar casi en el mínimo.

Después el mercado había rebotado, subido en 3 y vuelto a caer en lo que parecía un impulso perfecto de menor grado. Cerre el último contrato justo en ese punto, que fue lo que parecía: un mínimo de grado menor.

Ahí empezaron mis problemas. Ahí empezó la lección. Ganaba 2.400€. Una compra en el mínimo del día y cierre de posiciones más arriba, a peor precio, pero también casi en un mínimo. 4 horas de negociación, de las que había pasado 3 durmiendo, 2.400€ de ganancia.

Ese es el tipo de operaciones que hace que uno se crea un dios, que se le suba el ego hasta el techo, y que empiece a operar como si tuviera una bola de cristal.

La subida contaba como una corrección, un 3, y la pequeña caída donde había cerrado el último contrato contaba como un 5. Así que decidí que el mercado seguiría cayendo, que ese primer 5 era la subonda 1 de una caída mayor. Decidí que la caida a la que le había sacado rentabilidad mientras dormía era la onda 1 de esa caida mayor, y que ya habíamos hecho la 2 corrigiendo y la sub 1 de la 3ª. Así que decidí volver a ponerme corto según subiera el mercado.

Hasta ahí todo bien. Era una opción correcta. El error fue entrar acumulando posiciones demasiado pronto según subía el mercado. Más error aún, llegar al límite del recuento que podía ser correcto con 6 contratos vendidos, cuando sólo había tenido 3 en la bajada anterior.

Pero el mayor error de todos fue cuando saltaron los stops. El mercado había sobrepasado el comienzo de esa pequeña caída que yo pensaba que era (i) de iii. Saltaron los stops, y me quedé fuera ganando sólo 900€, cuando una hora antes ganaba 2.400.

El ego, el orgullo, el haber hecho un análisis perfecto... Hice lo que no se debe hacer nunca, pero he hecho mil veces: adaptar el recuento según el mercado seguía subiendo, y seguir adoptando posiciones bajistas. El mercado subía, saltaban los stops y me volvía a poner corto poco más arriba.

No podía ser! ¡No podía estar equivocado! La corrección a la caída era un 3 claro, así que teníamos que acabar bajando, aunque hubieramos superado los máximos de ese supuesto 3. Lo único que pasaba es que la corrección era un doble 3, una corrección compleja en vez de ser simple.

Hay que saber muy bien lo que uno hace cuando analiza, así que uno tiene que saber y además tiene que tener seguridad en si mismo; pero también hay que abandonar inmediatamente un análisis que empieza a fallar, por muy seguro que esté uno hasta ese momento. Hay que ser duro y flexible a la vez, firme y abierto a todo. Hay que abandonar el ego, teniendo a la vez un gran ego.

Eso y el control de los sentimientos me recuerdan constantemente a lo que dice Musashi, el protagonista de "Vagabond" sobre el camino de la espada. Ser flexible para ser realmente duro, dejar el odio para ser realmente fuerte...

Es un camino dificil de seguir.

Llegué a ir perdiendo 4.200 euros. De ganar 2400 a perder más de 4000, por no torcer mi mano y conformarme con los 900 que ganaba cuando saltaron mis primeros stops.

¡Subida de adrenalina! 6.600 euros de diferencia entre el mejor momento y el peor, y todo en ¡menos de 2 horas!

Finalmente el mercado empezó a caer. Cayó tanto que me dió la razón en parte, la subida de después de las 12 no puede contarse como un impulso en desarrollo. Pero también me la quitó, porque toda la pauta indica que la caída del principio de la sesión no era una 1ª de una 5ª mayor, sino que había sido una 5ª de un impulso ya terminado.

Analizándolo todo con tranquilidad, esa era una de las posibilidades que había considerado ayer, pero en el fragor de la batalla deseché ese camino, como si pudiera saber si el gato estaba vivo o muerto sin abrir la caja, cuando todas las posibilidades existen.

Cerró la sesión y escapé con 1060 € de pérdidas. De perder 4.200 a perder 1000 y poco hay más de 3000 positivos. Pero de ganar 2400 a perder 1000 hay 3.400 negativos. Y todo por no conformarme con los 900. Todo por no ser suficientemente objetivo y aceptar no tener razón.

Entré en bolsa en julio o agosto del 2000, y empecé con los futuros cuando me aburrí del contado, un poco menos de un año después. El contado me aburría, y decídi entrar en la formula 1 de los mercados financieros. Me estaba leyendo todo lo que se puede leer sobre bolsa y me creía preparado.

Pero nada te prepara para especular en futuros como especular en futuros. Es como comparar un videojuego de tiros con estar en una guerra de verdad. Sigue el camino de la espada... abandona el odio cuando puedes morir, ser flexible cuando tienes que ser duro, ser duro cuando tienes que ser flexible como un sauce.

Dicen que el 90 o el 95% de los que operan en futuros estan fuera de mercado por ruina a los 2 años. Dicen que casi el 99% se acaba arruinando al final. Yo llevo casi 7 años en el juego, pero me ha costado un jodido montón de dinero y una retirada forzosa por falta de liquidez a los 2 o 3 años de empezar. Luego he estado temporadas fuera de mercado, sobre todo el algo más de un año entre juio del 2006 (Ukrania) y finales de agosto del 2007, cuando volví a meterme.

Sigo aquí. Tantos análisis perfectos perdiendo dinero, pero sigo aquí.


Está claro que no debía operar cuando lo de Ukrania (este juego es para los MUY fríos) y está claro que en todo ese año antes de Ukrania tampoco estaba en condiciones de operar. Por eso en esos 6 meses perdí 13.000 €.

Ahora llevo 5 meses de nuevo en el juego, y he recuperado esos 13000 y 6000 más. 21.000€ netos en 5 meses, más de un 100% de ganancias en la cuenta... en 5 meses. Pero hace 5 días de mercado ganaba 7.000 más...

Y todo con un análisis acertado en el medio plazo.

JaJaJaJa

Hablemos de lecciones de humildad. Hazte un especulador.
Tags: bolsa, elliot, vagabond
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 0 comments