Samael (nathan_zukerman) wrote,
Samael
nathan_zukerman

  • Mood:

Alzheimer

Estaría bien escribir algo de lo que me gustaría escribir, pero parece que no hay manera. Una u otra cosa me bloquea siempre. En este caso vuelve a ser la vida real.

La vida real está bien, puede ser la base de muchas historias interesantes. De hecho eso es lo que se usa en la literatura autobiográfica. Pero hay cosas que no son interesantes de leer que se empeñan en surgir por el camino.

Eso me recuerda a un chiste de Mafalda, en el que el comentario final que da el remate al chiste es: "Lo de siempre, lo urgente no deja tiempo para lo importante."

Es posible que esta cita ya la haya puesto en alguna entrada anterior, porque es una de mis frases favoritas. Puede que haga 25 años que leí esa tira por primera vez y se me quedó grabada, pasando a formar parte de uno de mis particulares bucles mentales.

Un tío mio tiene Alzheimer. El hermano mayor de mi padre. Hace tres o cuatro años murió también de Alzheimer otra tía mía. Los dos hermanos de mi padre, mi madre es hija única. Debe estar bastante mal, pero no se lo habían dicho al resto de la familia hasta ahora. Cuando el asunto ha llegado al punto en el que mi tio no va a estar mucho tiempo más lúcido como para reconocer a la gente, han iniciado un viaje de despedida.

Eso si es material para una historia: Un tour de despedida por la península de dos ancianos que han perdido la mitad de sus facultades mentales, y acompañados de una o dos de sus hijas, porque no pueden valerse por si solos.

Si alguien encuentra una discrepancia en el número, es porque le falta información. Uno de los dos ancianos es mi tío, con Alzheimer. Falta su mujer, mi tía. Ella siempre ha sido una histérica insoportable, por eso aclaro tanto que aunque es mi tía no compartimos genes.

A eso se le añade un pequeño derrame cerebral que ha tenido, y que le ha dejado ciega de un ojo. Eso y su histerismo e insoportable cháchara habitual dan el perfecto complemento para que los dos sean una pareja de los que uno no espera una agradable cena familiar.

Eso es lo que me contó mi madre anteayer. Hoy iban a comer (o a cenar, no recuerdo bien) con mis padres.

Esa cena también daría para un buen cuento, del humor más negro que se pueda tener.

Mi tío es el mayor de siete hermanos. Mi padre es el tercero, creo. Seis están vivos, cada uno viviendo en un sitio distinto de la península, menos el mayor, que lleva 40 y tantos años viviendo en Canarias. Él es el que origina toda la rama de mi familia canaria, porque también tuvo unos cuantos hijos. Justo los primos con los que he tenido más trato personal desde los años que estuve viviendo en Lanzarote.

Cuatro décadas viviendo a miles de km de la Península, y ahora un tour por media España para despedirse de la familia cercana... todos los ingredientes para hacer una historia terrible.

Pero no voy a escribir ahora esa historia. Lo que me preocupa no es esa historia, sino mi padre. Mis padres están en la edad en la que todos sus viejos amigos tienen achaques y muchos empiezan a caer. Eso es ley de vida, pero no por eso menos duro. Y encima dos hermanos con Alzheimer, una ya fallecida...

Ayer me pasé el día navegando por internet leyendo sobre la enfermedad. Parece ser que sólo un pequeño porcentaje, entre el 5 y el 10%, de los casos es por causas genéticas.

Un alivio.

Claro que como no se saben las causas, lo de qué porcentaje es por causa genética es más bien un cálculo a ojo por correlaciones, más un par de genes que si se sabe que causan un tipo determinado de la enfermedad.

Si, un gran alivio.

Y los síntomas iniciales, los que citan como motivo de sospecha para hacer un examen más profundo, parecen copiados de los que he tenido estos últimos años. Podría copiar una hoja entera de síntomas leves, y los he tenido todos.

Claro que el estrés de largo plazo ataca el hipocampo, y el Alzheimer también, además de otras partes del cerebro. Los sintomas coinciden, pero no tiene porqué haber ninguna correlación, y sólo entre un 5 y un 10% de los casos son hereditarios.

Dije que estaba preocupado por mi padre. Eso no quita para que también lo esté por mí mismo. Si mi padre es un hipocondriaco de narices, y yo tengo todas las manías de mi padre, como no voy a serlo un poco.

Lo que ya es gracioso del todo -Gracioso de esa manera que otra gente no le ve ninguna gracia- es que soy demasiado joven para tener alzheimer, así que no debería procuparme, pero parece ser que justo el alzheimer con causas genéticas es un tipo que se da en gente muy joven comparados con el resto de los enfermos.

Es gracioso porque parece una paradoja autodefinida. Una de esas pequeñas frases que van contra si mismas tanto en un sentido como en otro. Tengo dos tios con alzheimer, una enfermedad con un porcentaje de enfermos por herencia, lo que no me da ninguna tranquilidad, dado que podríamos decir que tengo los síntomas iniciales. Por otro lado, si la causa fuera genética, mis tíos deberían haber enfermado mucho antes, porque cuando la causa es genética la enfermedad se manifiesta a una edad temprana. Que es por lo que mi edad no me tranquiliza, porque si la causa es genética...

Es un bucle que se muerde la cola. Si una condición es cierta, hace falsa otra de las condiciones. No hay forma de que todas las condiciones sean ciertas a la vez, así que no debería preocuparme en absoluto.

Como decía, un gran alivio.
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 2 comments