Samael (nathan_zukerman) wrote,
Samael
nathan_zukerman

  • Music:

Trabajando

Estoy trabajando. Hace casi dos meses que me reincorporé. Llevaba tiempo pensando en hacerlo, pero también quería reincorporarme al servido operativo y para eso no puedo tomar lo que tomo para dormir. Ni el Orfidal está permitido, aunque la mitad del país lo use y lo que tomo yo es un poco más fuerte.

Así que me he incorporado a oficinas, haciendo el trabajo más rutinario del mundo. Nunca he tenido un horario de oficina y me está sentando fatal para el sueño. Está bien porque me ha impuesto una rutina y tengo que salir de casa todos los días, pero sigo siendo igual de nocturno que siempre. Acumulo sueño día tras día pero después de cenar se me quita.

A mi padre le pasaba lo mismo, y él siempre trabajó con horarios "normales". Debemos tener algun gen mutado, que hace que nuestro reloj biológico dure 28 horas en vez de 24.

Hace poco leí que habían hecho ese experimento con ratas. Se ha localizado el gen -o uno de los genes- que regulan el reloj circadiano de las ratas y los experimentadores probaron a mutarlo.

Sólo cambiar la última base del gen por otra hacía que las ratas tuvieran un ciclo de 22 horas en vez de 24. Esas ratas tenían sueño antes que las demás y perdían el ritmo del día normal. En cambio, substituir la última base del gen por otras dos distintas hacía que el ciclo diario durase 26 o 27 horas.

La base del primer caso era una concreta, claro, igual que en el segundo también eran dos bases específicas. No recuerdo cuales, igual que no recuerdo si eran 22,5 o 27,4 las horas. Tengo buena memoria pero no tanto. Loo importante es el descubrimiento de que hay un motivo genético.

Curiosamente los investigadores mencionaban como problema en el ser humano sólo el primer caso. Hay gente quetiene demasiado sueño al caer la tarde y luego se despierta demasiado pronto, haciendoles imposible aprovechar la tarde y llegando al extremo de dormirse en situaciones peligrosas. Pero no decían nada del caso contrario, como si trasnochar fuera algo que nos divierte.

Si estuviera de juerga por ahí vale, pero un insomnio permanente para luego pasar toda la jornada con sueño y cafeína...

Durante toda su vida laboral ví a mi padre acostarse a las cuatro o las cinco y dormir apenas tres o cuatro horas, para que a la mañana siguiente mi madre tuviera que despertarlo durante media hora CADA DÍA. Media hora llamándole y él diciendo "Cinco minutos más". Y ella le ponía un café en la mesilla y él se medio despertaba y tomaba media taza para volver a caer en un semisueño de cinco minutos más.

Durante años vi a mi padre volver de la oficina agotado por falta de sueño, tirarse a dormir dos o tres horas de siesta, hasta la hora de cenar. No pasó nunca de cinco o seis horas diarias de sueño. Años acumulando más y más sueño.

Así que aquí estoy, escribiendo en medio de la noche, pese a que me he pasado el día roto de sueño. Nueva York, la cuidad donde hay tiendas y restaurantes abiertos las 24 horas del día 365 días al año.

Ahora que está jubilado mi padre se pasa toda la noche despierto viendo la tele y se acuesta al amanecer, después de desayunar. Lo mismo que he hecho yo muchos días mientras ha durado la baja.

Nos reflejamos en los espejos, comemos ajos y hasta he tocado alguna vez una cruz sin que me quemara la piel. Si no probaría a dormir en un ataud, a ver que tal.

Tampoco me gusta la sangre.

En cualquier caso, entre el trabajo y que vuelvo a escribir en las listas de correo de nuestra asociación de "superdotados" no encuentro tiempo para nada. Ni blog ni muchas otras cosas.

So, no news is good news.

Con lo bueno que era ir al super a las 11 de la mañana un martes. Las cajeras se alegran de ver un cliente. Las mismas cajeras que están hasta el gorro las últimas horas de la tarde, cuando va todo el mundo.

No se puede tener todo.
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

  • 0 comments