Samael (nathan_zukerman) wrote,
Samael
nathan_zukerman

  • Mood:
  • Music:

Post repetido

La idea de tener una página personal en MSN y un blog aquí era para que el de MSN Spaces fuera personal, sabiéndose quien soy, y el de aquí fuera más anónimo, intentando ir desligando las historias de lo que es un simple diario. Contar cosas que no necesariamente le hubieran odurrido al narrador, mezclar cosas de distinta gente para hacer algún relato, y también hablar de cosas más serias y/o abstractas.

Esa sigue siendo la intención, y por eso he eliminado el link a mi espacio desde aquí. Pero como ya ha ocurrrido muhcas veces, voy a duplicar la entrada en los dos sitios, porque a este personaje le ocurren demasiadas cosas que concicionan su/mi caracter. No me puedo saltar esto.

Así que aquí está:

Ayer por fin me hice el TAC que permitira ver como me han soldado todas las roturas. Ese TAC también revelará si las dos pequeñas lesiones que me quedan necesitan cirujía o un tratamiento menos agresivo. Tengo el conducto que desagua el lagrimal izquierdo obstruido o roto. Si está roto necesito cirugía, si esta obturado basta con que me metan una cánula desde el fondo interior del párpado hasta las fosas nasales, que es por donde pasa dicho conducto. También me cierra mal la mándíbula, veremos si se puede arreglar con un aparato dental o si la mandíbula ha quedado desplazada y hace falta... cirugía.

El lado gracioso de lo del ojo es que no me desagua el lagrimal, así que cualquier cosa, viento, un poco de emoción que sólo humedece el otro ojo, cualquier cosa, hace que me caiga una lágrima por el ojo izquierdo. Tiene cierta gracia, estar perfectamente tranquilo, andando por la calle, o en el metro, y una lágrima cayendo por mi mejilla izquierda.

Tiene gracia (o es mi sentido del humor, que es peculiar), andar así, con la cabeza erguida, el rostro sereno, y la lágrima cayendo.

Claro que luego está lo de las gafas de sol de mínima oscuridad. Así puedo ponérmelas de noche si el ojo me molesta. Los 10 minutos que gasto cada mañana intentando limpiar esa especie de engrudo que serían legañas noramles si no fuera por eso. Y esa especie de película neblinosa que se forma en sitios con humo o polvo. El humo se acumula en las lágrimas secas porque no desaguan bien. Y ese par de pequeñas infecciones que he tenido.

No todo iba a ser gracioso.

Y lo de la dentadura... si muerdo recto las muelas no se juntan y no puedo masticar bien, pero he desarrollado un truco en el que desvío la mándíbula a un lado y otro para mejorar el masticado..

Por fuera no se nota nada. Me rompieron 5 huesos de la cara, alguno bien roto, por dos y tres lados, y todo ha soldado en su sitio. Por fuera estoy igual que antes. Sólo yo ( y los que me ven llorar sólo por un ojo) notan la diferencia.

Pero iba a hablar del TAC. Debería haberlo hecho en diciembre o enero. Si lo he retrasado contínuamente ("mañana llamo, de mañana no pasa") es claramente por lo que todavía me afecta el asunto. Pero es que desde entonces, 25 de julio me han seguido pasando todas las cosas que a uno le pueden pasar. La racha culminó en fin de año el 30 iba a Madrid para pasar fin de año con mis padres y mi hermana, y me salí de la carretera y di un trompo y una vuelta de campana.

La gota final. Debería haber pedido la baja por estres antes, lo de Ukrania fue demasiado fuerte. Pero yo me negaba a aceptar lo que me había afectado. Al caer la tarde, casi cada día, me echaba a llorar. Pero tenía un dolor contínuo, todo el día, día tras día. Analgésicos, antiinflamatorios durante más de dos meses. Me cambió el caracter, más agrio, más iracundo, más sensible a todo. Pero yo quería volver a trabajar, negar que eso me afectaba.

Y según me iba recuperando alguna otra desgracia ocurría, como la metástasis del cancer de próstata de mi cuñado. Le han dado de 3 a 6 años.

Toqué fondo en enero. Desde finales de enero estoy de baja.

Y ahora, por fin, he tenido valor para el maldito TAC. Cuando pedí hora (una centralita y dos despachos) tuve que tomarme un valium 5 por la ansiedad que sentía. Ayer, al llegar a la clínica me tomé uno mientras esperaba. Cuando salí fuy a la cafetería a merendar, y tuve que tomarme otro. Estaba casi histérico. Se me pasó en seguida, claro, entre los 10 mg de diazepam y que -viendolo racionalmente- la prueba no había sido nada, me tranquilicé enseguida.

En cualquier caso, es un dato que revela lo mucho que el asunto me ha afectado, por muy subconsciente que sea. No tengo pesadillas, no tengo miedo a salir sólo, o a andar por calles solitarias y oscuras, puedo hablar de lo que ocurrió. Pero de todas maneras me ha afectado.

Retrasar un TAC 6 meses es prueba de ello. Por no hablar de la ansiedad ante una prueba perfectamente inofensiva.

Durante estos meses mi caracter ha sido un poco insoportable a veces, sobre todo con los amigos más cercanos, espero que sepan perdonarme. También me gustaría que los que piensan que estas explicaciones son excusas se tomaran más en serio lo que digo. Preguntadle a un psicólogo o a un psiquiatra. Los que he consultado se lo han tomado muy en serio.

En cualquier caso, estoy mejor. La baja y los tres valiums al día... Recojo los resultados del TAC el 20, y luego citas con cirujano maxilofacial, un otorrino y un dentista.

Veremos
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

  • 0 comments